12 Enero 2017

Rechazan aumento de sueldos y dietas a funcionarios y servidores públicos

Manifestantes que en días pasados protestaran en tesorería municipal de Nuevo Casas Grandes, acudieron ayer a la sesión de cabildo donde entregaron un escrito al síndico municipal Héctor Mario Galaz para que diera lectura al mismo donde rechazan contundentemente aumento a los salarios de los funcionarios y apoyan la iniciativa de que se reduzcan  los sueldo y dietas funcionarios y servidores públicos.

Aquí el escrito entregado por manifestanes.

Señores Regidores, Señoras y Señoritas regidoras. Tengan ustedes muy buenos días.

La ciudadanía reprueba contundentemente cualquier tipo de aumento a los salarios de los funcionarios públicos, dietas de los regidores y/o cualquier aumento al pago de personas que trabajen en gobierno, cuyo objetivo principal deber ser ante todo la defensa de los derechos de los ciudadanos que tienen el honor de representar, sean estos aumentos directos o indirectos, denomínense “compensaciones” o como deseen, vayan especificados o no en sus documentos oficiales de pagos, si ese dinero está saliendo del bolsillo del pueblo es reprobable, si ese dinero está beneficiando a funcionarios, regidores y demás trabajadores de gobierno y empobreciendo a secretarías del municipio que son importantes para el desarrollo de la ciudadanía, es reprobable. Si ese aumento viene durante un periodo de “crisis nacional”, estatal y por obviedad municipal y se da mientras en Nuevo Casas Grandes precisamente tenemos tantos casos de gente viviendo en extrema pobreza… es reprobable.

Es de nuestro conocimiento que en sesiones pasadas, la mayoría de ustedes aprobó un aumento al presupuesto anual de la administración, el cual se utilizará tan sólo en función de beneficiar a la sociedad, sería aplaudido, pero señores, señoras y señoritas, sin necesidad de adornos ni explicaciones burdas, ese aumento en el presupuesto anual se traduce en un aumento de dinero para ustedes y menos recursos para quienes les pagamos, es decir, para nosotros, sus jefes, los ciudadanos. Distinguidos regidores y regidoras, nuestra pregunta directa es, ¿cómo pueden llamarse a sí mismos “servidores públicos” los que aprueban aquello que empobrece más al pueblo?

La fracción del PAN ha aprobado un aumento del 73% del sobre sueldo para ciertos funcionarios públicos municipales, mientras que cada uno de ustedes, por decisión de ustedes mismos, estará ganando 23 mil pesos mensuales, aproximadamente, siendo que, desde nuestro punto de vista ciudadano ya eran más que suficiente los 19 mil pesos mensuales que estaban percibiendo al inicio de esta administración, ¿Por qué razón laceran más la economía de la gente que “representan” de esa manera?

No, regidores, regidoras, es inaudito, reprobable e indignante que exista un gobierno rico con un pueblo pobre. Y alguien tenía que decírselos de frente, aunque, claro está, ustedes ya lo saben. Por eso, hacemos de su conocimiento una síntesis de nuestra protesta, propuesta y acción en beneficio de la sociedad.

Protesta: no queremos aumentos a los salarios o dietas de los funcionarios y servidores públicos.

Propuesta: Apoyamos la iniciativa de que por el contrario, se reduzcan los sueldos y dietas de funcionarios y servidores públicos durante esta y todas las administraciones siguientes y que ese dinero sirva para atender las distintas problemáticas sociales que tenemos en el municipio.

Acción: Esa la toman ustedes, la invitación de nosotros es para que quienes votaron a favor de mencionados aumentos tomen conciencia y se reivindiquen con una sociedad lastimada que los está observando y que exige que se le represente dignamente.

Esta es una oportunidad para que ustedes demuestren de qué lado están, del lado del pueblo o del de sus intereses personales, gracias.