06 Febrero 2018

Corral no ganó la batalla; ni aceleraremos extradición: SEGOB

El secretario de Gobernación, Alfredo Navarrete, afirmó que el gobernador Javier Corral no ganó la batalla con la marcha, por el contrario le demostraron que no tenía destino y tuvieron que negociar.

Precisó que el convenio no acelera la extradición de César Duarte, que la entrega de Alejandro Gutiérrez es porque no hay debido proceso, y que los 900 millones de pesos la Federación estaba dispuesta a entregarlos desde el principio, pero el Mandatario estatal aspiraba a ambiente de confrontación.

En entrevista para Reforma, el Secretario de Gobernación afirmó que con el conflicto, todos aprendieron pero lamentó que perdieran tiempo y ocurriera desgaste, cuando con el diálogo pudieron resolverlo, pero insistió que el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, no ganó la batalla, pues le demostraron que si mantenía ese tono no obtendría nada de la Federación.

-¿Cómo convencieron a Corral?

“(Le dijimos) al final que no tenía destino a donde íbamos y si algo no tiene destino, hay que sentarse a dialogar”, dijo.

Navarrete, a quien entrevistaron en Querétaro después del evento de aniversario de la Promulgación de la Constitución, aseguró que en la negociación del sábado en la mesa no estuvieron la aceleración de la extradición del exgobernador César Duarte ni mover a Alejandro Gutiérrez “La Coneja” al CEFERESO de Juárez.

“Espero que trasladar (a Alejandro Gutiérrez) sea a la brevedad, eso tampoco estaba a negociación, el debido proceso es principio constitucional, y que evitar suspicacias, sobre acusación tan grave como lo es la tortura, conviene a cualquier autoridad, dar garantías de que el debido proceso lo respeten, sea quien sea”, dijo.

Sobre la extradición del exgobernador César Duarte, Alfonso Navarrete aseveró que no van a acelerar el proceso, pues no está sujeta a negociación y es la PGR que de acuerdo a sus tiempos tiene que actuar.

El Funcionario federal expresó que todos aprendieron del conflicto e instó a los demás gobernadores a no llevar diferencias a conflictos políticos, pues sólo desgastan a las autoridades y a la sociedad.